Preparar una oposición lleva consigo mucho estudio y esfuerzo. Pero si llegas a conseguir una plaza en el sector profesional al que te gustaría pertenecer, obtendrás un trabajo fijo como funcionario.

Si te estás planteando estudiar una oposición, antes que nada debes de saber qué es y el tipo de estas que hay.

Una oposición es un proceso selectivo en el que numerosos candidatos se presentan a varios exámenes administrativos para optar a una plaza para trabajar en la Administración Pública. Estas evaluaciones cuentan con diferentes pruebas a aprobar como: test, preguntas de desarrollo, casos prácticos, pruebas físicas, idiomas, entre otros.

Actualmente, se puede optar a tres tipos de oposiciones. Estos procesos selectivos se diferencian entre:

Oposición

Todos los candidatos interesados afrontan unas pruebas tanto teóricas como prácticas, intentado sacar la nota más alta para poder optar a la plaza solicitada.

Concurso

En este caso, los solicitantes parten con unos méritos propios por los que obtienen una puntuación desde la base, como son los estudios que tienen, los cursos a los que hayan asistido, la experiencia laboral y el tiempo trabajado o los conocimientos propios sobre determinados temas.

Oposición-Concurso

Se trata de una fusión de los dos conceptos en los que se tiene en cuenta las pruebas o exámenes a realizar junto a los méritos de cada solicitante a una plaza.

Una vez realizados todos los exámenes y pruebas, la plaza será conseguida por la persona que mayor puntuación haya obtenido por encima del resto de opositores durante el proceso selectivo.

Tipos de oposiciones ofertadas y requisitos

Como en toda formación, se necesita tener unos requisitos previos para poder optar a realizar este examen.

La oferta de oposiciones se centra en distintos ámbitos y profesiones y debes de saber que dependiendo de la que quieras realizar, tienes que contar con unos estudios básicos u otros.

Oposiciones de la Administración General del Estado

La oferta de plazas en este ámbito se centran en Administrativo, Tramitación Procesal, Agente de Hacienda y Ayudante de Instituciones Penitenciarias. Para optar a ellas debes de haber cursado y obtenido el título de Bachillerato.
Si solo tienes el título de Educación Secundaria Obligatoria, la plaza a la que puedes optar es la de Auxiliar Administrativo.

Por el contrario y si cuentas con estudios universitarios, a tu disposición se encuentran las plazas a solicitar en Gestión Procesal o Técnico de Hacienda.

Oposiciones para la Educación

Estas son las que cada año más plazas ofertan, para poder optar una de ellas tienes que tener el título universitario de Magisterio para la plaza de Educación Primaria e Infantil. Si lo que deseas es conseguir una plaza de Educación Secundaria deberás de acreditar el Máster Universitario en Formación del Profesorado en Enseñanza Secundaria Obligatoria.

Si lo que te interesa es una plaza para formar parte de un centro educativo con la labor de Conserje, debes de tener cursado el Graduado en Educación Secundaria.

Oposiciones para Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado

Si te gustaría optar a una plaza para ser Policía Nacional, Guardia Civil o para Tropa y Marinería, se exige tener el título Bachillerato o el Graduado de Educación Secundaria, siempre y cuando no quieras optar a un cargo superior, que para ello necesitarás una formación universitaria.

Oposiciones del sector de la Medicina y la Salud

Tendrás que tener aprobado el Graduado en Educación Secundaria Obligatoria para poder optar a una plaza de Celador o Auxiliar Administrativo. Si lo que te interesa es una plaza en el sector de la Medicina o la Enfermería, necesitas tener en posesión la carrera universitaria correspondiente a estas profesiones.

Oposiciones Autonómicas

Dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que residas a tu disposición se encuentra un oferta de plazas a las que podrás optar con el título de Bachiller o el Graduado en Educación Secundaria.

Además de los ejemplos de oposiciones que te hemos mostrado, también existe un amplio abanico de plazas en trabajos como Justicia, Hacienda, Servicios Sociales, Informática, Aeropuertos y Correos.

¿Quién convoca las oposiciones y cómo saber cuándo se abren los plazos para inscribirme?

Es la Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado (BOE), la institución encargada de convocar y mostrar las plazas ofertadas a opositar. Por otro lado, también debes de estar pendiente de los boletines de las diferentes Comunidades Autónomas para ver las plazas que ofertan.

Para ello, tienes que estar pendiente de las plataformas y páginas web oficiales, ya que dependiendo de cada Comunidad Autónoma o Provincia se ofertan unas plazas de determinadas relacionadas con diferentes profesiones.

Una vez se ha publicado la oferta de las plazas, tienes que presentar una instancia para formar parte del proceso de selección de esa oposición y así realizar las pruebas de acceso.

Los pasos a seguir para presentar la instancia las encontrarás en la propia web del Boletín Oficial del Estado, Comunidad autónoma o Provincia y para ello tienes 20 días naturales para presentar la documentación una vez publicada la oferta.

Ya he dado el paso, ¿y ahora?

Una vez que has decidido a qué plaza para opositar quieres estudiar, seguramente te vengan a la mente algunas dudas, como por ejemplo si acudir a una academia, contar con un preparador particular o si estudiar los temas por cuenta propia.

Hoy en día existen distintas opciones para preparar unas oposiciones, todo depende del temario, la carga diaria de estudio, las motivaciones y pautas a seguir y cualidades que tengas.

Por lo tanto, solo tu puedes saber lo que es más recomendable para conseguir la mayor nota en la plaza demandada.

Y, recuerda, con esfuerzo y dedicación todo es posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.